Cocido madrileño {con bola}

Publicado por Verónica Serrano el miércoles, 20 de noviembre de 2013 a las 20.11.13

Segundo cocido madrileño que aparece en este blog.
En casa el cocido se consume a menudo, a los cachorritos les gusta mucho, las legumbres son sanísimas y con el caldo que hago de más y congelo, tengo sopa para algunos días después que, con cualquier cosita detrás, te apaña una cena la mar de bien y en un pis pas. En nuestra casa, el cocido es un básico imprescindible.

Esta es mi versión, no es la auténtica si es que hay una manera auténtica de preparar el cocido porque hablas con la gente y cada uno la prepara con una pequeña variante. Yo misma, habiéndolo aprendido de mi madre, no lo hago igual que ella porque he introducido variantes que a los cachorritos y al papi les gustan y porque uso la olla rápida que nunca ha usado ella, pero que a mí me facilita increíblemente la vida.

En esta ocasión, además, he preparado la clásica bola del cocido que se hace con las carnes del puchero. Se puede servir junto con el propio cocido o usar como plato de aprovechamiento para unos días después.

Cómo hacer cocido madrileño con su bola

Ingredientes:
(para comer bien a gusto 4 personas y que nos sobren repitajos para algunos días después)
  • 300 gr. de garbanzos
  • 1/4 trasero de pollo
  • 250 gr. de morcillo
  • un trozo de jamón, unos 200 gr.
    (al principio usaba punta de jamón, pero no hace mucho que los cachorritos empezaron a pelearse por los trozos de jamón que soltaba la punta, así que la solución fue echar un trozo de jamón y así nos ahorramos peleas)
  • chorizo para cocinar, el que más nos guste y en la cantidad que prefiramos. Hay que tener en cuenta que determinados tipos de chorizo pueden conferir al caldo del cocido un tono anaranjado y un sabor algo más fuerte.
  • verduras al gusto: patatas, zanahorias y judías verdes son las más habituales en casa, pero se puede usar también repollo, puerro, nabo.
  • 3 litros de agua, dependiendo de la capacidad de la olla.
  • sal



Elaboración:
  1. Comenzaremos poniendo los garbanzos en remojo con una antelación de, al menos, 8 horas y con abundante sal.
    Sobre los garbanzos se podría escribir una tesis, pero yo no soy tan experta como para eso. Me conformo con deciros que la variedad que a mí más me gusta es la pedrosillano, esos garbanzos chiquititos que tienen la piel más fina que otras variedades y que no se despellejan tras la cocción.


  2. Cuando haya pasado el tiempo de remojo, colocamos en el fondo de la olla todas las carnes elegidas, sobre ellas los garbanzos lavados y metidos dentro de una malla especial para legumbres y las verduras.
    Recomiendo encarecidamente el uso de la malla para meter los garbanzos: por un lado evitará que se deshagan y se despellejen (porque la legumbre no está suelta a merced del agua borboteando durante la cocción) y por otro lado, nos facilitará la tarea de "pesca del garbanzo" al sacar el cocido de la olla.
  3. Cubrimos con agua y ponemos a cocer.
    Yo uso la olla rápida. En este caso: cerramos la olla y esperamos a que suba el pitorro. Dependiendo del tamaño de la olla, tardará más o menos; la mía es de 6 litros y suele tardar una media hora en subir.
    Cuando el pitorro haya subido del todo, bajamos el fuego -fuego medio bajo; en la vitro, yo lo dejo al 3- y dejamos cocer durante 20 minutos. Apagamos el fuego y dejamos la olla en reposo hasta que el pitorro baje del todo, lo cual nos indicará que ha perdido presión. Hasta ese momento NO deberemos abrir la olla.
    Si lo hacemos de la forma "tradicional", es decir, sin presión, deberá cocer entre 3 y 4 horas para que la legumbre quede tierna y las carnes suelten todo su sabor.
    En este caso, además, tendremos que ir quitando la espuma que sube a la superficie. Esto no ocurre con la olla rápida.
  4. Abrimos la olla y, ¡tachán!, ¡cocido listo!
    En este momento, podemos servir las carnes en una bandeja, las legumbres en otra y servir la sopa.
    Pero aún podemos complicar un poco más la cosa, sacar caldo, apartarlo para congelar y rellenar la olla para dejarlo cocer otro rato y tener, así, más sopita para las cenas. Esto es lo que yo hago.
    Mejor sacar también la malla de los garbanzos para que no se queden demasiado blandos: podrían deshacerse.
  5. Si vamos a hacer la famosa bola del cocido, este es el momento:
    Trituramos parte de la carne y un trozo de chorizo (puedes añadir alguna verdura también: nosotros usamos las zanahorias que son poco valoradas en casa dentro del cocido).
    Se mezcla bien y se incorpora un huevo batido. Si es necesario se añade algo de pan rallado o pan duro para darle consistencia, se hacen "albóndigas" y se fríen en abundante aceite caliente. Se reservan.
  6. Una vez tengamos las carnes, la legumbre y las verduras en las bandejas, preparamos la sopa colando previamente el caldo para apartar las impurezas que se puedan haber quedado. Cuando hierva el caldo, echamos fideos o, para hacer completamente feliz al papá de los cachorritos, arroz.
    Cuando queden un par de minutos para que la sopa esté lista, se echa "la bola" y se deja cocer este ratito.
  7. Servir el cocido:
    Igual que sobre los garbanzos, sobre este tema se podría hablar largo y tendido. Normalmente se sirve primero la sopa y, a continuación carnes, legumbre y verduras para que cada comensal se lo eche en el plato a su gusto. Así es como a mí me gusta.
    En casa, el papá y el cachorrito mayor prefieren echarse todo "el compango" troceado en la sopa, junto con los garbanzos, mientras que la cachorrita pequeña se come la sopa con los garbanzos remojados y luego ya, si acaso, algo de chorizo y jamón. La carne nos la cede amablemente a los demás...
Lo cierto es que se trata de un plato muy completo que en casa gusta mucho y que a mí me da bastante poca guerra a la hora de prepararlo. Supongo que hacerlo con una olla normal complica bastante la cosa, pero yo lo encuentro bastante sencillo y lo utilizo para días en los que no puedo estar pendiente de la comida porque tengo otras cosas que hacer o si me apetece preparar algún pan especial o esmerarme con alguna otra cosa. 
Y como, encima, los cachorritos se ponen tan contentos cuando se les dice que hay cocidito para comer, pues, ¿para qué quiero más?

De postre una pieza de fruta para un aporte de vitaminas que es lo único que le falta al cocido.

¿Qué hacer con las sobras del cocido? Aquí tienes alguna sugerencia:
  • Si te sobran garbanzos puedes preparar hummus, que está muy rico y va muy bien como picoteo sano.
  • La ropavieja te permite aprovechar también los restos de carne.
  • Las croquetas de cocido son siempre muy agradecidas y se pueden congelar para usar cuando mejor nos venga.
  • Por supuesto, congelar caldo para tener sopita casera siempre a mano es un diez asegurado.

Comparte

23 comentarios :

  1. Cada cual tiene su versión, es que no conozco a nadie que lo haga igual, incluso dentro de la misma zona. YO hago el que me enseño mi madre pero tuneado, porque cada cual lo va adaptando a sus gustos. El tuyo te ha quedado perfecto, besos

    ResponderEliminar
  2. Cocido o "putxero" como se le llama en mi tierra, recetas hay una en cada casa, y todas estupendas ya que cada cual la hace a su gusto o segun costumbre.
    La tuya se ve riquisima
    Un beso
    http://desdelacuinadelhort.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Yo también me decante por el cocido madrileño ya que mi chico es de alli..jejeje Muy rico chicas vuestra versión!!Besazo

    ResponderEliminar
  4. Qué buenas las albóndigas "My way" (o debería decir "your way"), con esos trocitos de chorizo (se me cae la baba sólo de pensarlo). Yo, como tú, partidaria de la malla para los garbanzos. Bsito

    ResponderEliminar
  5. Umm Vero, los cachorritos estarán encantados con este cocido. Un pinta estupenda. Me encanta el cocido, reconforta el cuerpo en estos días de frío. Besotes guapetona

    ResponderEliminar
  6. Antes de este desafio pensaba que el cocido era todo a la olla y a cocer, pero veo que no es nada de eso. Vaya una elaboracion que tiene tu cocido. Esas pelotas no las habia visto antes, se ven muy ricas.

    ResponderEliminar
  7. Oye vero ese super cocido cualquier dia me presento en tu casa y me lo zampo con los cachorritos jajajajaja, me gusta tu cocina de aprovechamiento espero con impaciencia esa sorpresa.Un besazo Vanessa de Il Prezzemolo Tritato

    ResponderEliminar
  8. Yo tambien le pongo un taco de jamón, que caray... que no falte ;) Besos

    ResponderEliminar
  9. mira que esta bueno el cocido!! y los platos que elaboramos dias despues con las sobras me encantan, por lo que estoy impaciente de ver tu plato sorpresa que nos pondras en los proximos dias!! bicos

    ResponderEliminar
  10. uhmm que rico, lo de las bolas esas las tengo que hacer, me han recordado a los repápalos, jaja, y dices que hay una sorpresaaaa..que será deseando verlo estoy! un beso

    ResponderEliminar
  11. Pues me gusta tu versión del cocido madrileño!!!! Las bolas como mis rellenos. En mi casa no se concibe el cocido sin ellos. Tengo unas cuantas sobras del que preparé ayer....¿Se te ocurre en qué puedo emplearlas? Jajajaja...
    Besotes guapísima!!!

    ResponderEliminar
  12. RIQUISIMOOOOO MMMMM DELICIUS, MIS FELICITACIONES SALUDOS DESDE CADIZ

    ResponderEliminar
  13. Un buen cocido madrileño, que rico!!!!!!!!! Besos

    ResponderEliminar
  14. Vero te ha quedado de maravilla!! me llevo el truco de la sal en los garbanzos, que aunque no me quedaron duros tampoco salieron blanditos del todo asi si repito el cocido lo probare. Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  15. Uauuuuuuuuu, pero que bueno bueno bueno. Me gusta tanto el cocido. Besos. Yolanda.

    ResponderEliminar
  16. hola Vero!! buenisimo!!!!, te ha quedado de lujo!, un gran desafio!! un bikiño

    ResponderEliminar
  17. Ñam ñammmmmmmmmm, cocidito madrileño, que rico y que bien para estos frios!!!!
    Besinessssssssss

    ResponderEliminar
  18. yo tambien hice el madrileño pero vamos que fue una versión light light jeje

    besos compi

    ResponderEliminar
  19. Un buen cocido madrileño, sí señora. En mi casa también es fijo. A todos nos gusta mucho y al peke el que más. Besos

    ResponderEliminar
  20. Eso si que es un cocido madrileño! Enhorabuena

    ResponderEliminar
  21. Pues viendo tú cocido veo que los madrileños no se habrán enfadado mucho conmigo. Yo también estuve a punto de echarle unas habichuelas (es como llamamos aquí a las judias verdes), pero es que ya no me cabía nada más en la olla, jeje
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Pues que decirte, que no hay mejor cosa que acostumbrar a los enanos d ela casa a comer legumbres que bien sanas que son... me encnata tu version buen desafio


    ResponderEliminar

Gracias por visitar nuestra cocina, siéntete como en tu casa. Espero que encuentres la receta que estás buscando; si no es así, no dudes en hacernóslo saber.

Lamentablemente, por falta de tiempo, este blog no participa en cadenas de premios ni similares, aunque te agradezco de corazón si has pensado en mí y en mi blog para ello.