Brioche salado relleno de jamón y queso

Publicado por Verónica Serrano el martes, 28 de febrero de 2017 a las 28.2.17

Desde principios de año hemos establecido en casa la costumbre de hacer merienda-cena los domingos. Así recogemos pronto, nos da tiempo a pasar un ratito juntos antes de dar por finalizado el fin de semana y todos nos acostamos antes.

Pero el cachorrito mayor es reacio a los cambios y eso de las merienda-cena a él no le convencía. Que no, que él quería comer de verdad. Y de ahí no le sacábamos. Hasta que llegó mamá, el primer domingo de esta nueva costumbre y puso en la mesa un brioche salado relleno de jamón y queso.


Según lo vio dijo: "Ah, bueno, si la merienda-cena va a ser así siempre, entonces sí me gustan". No os perdáis al cachorrito mayor, ¡no sabe él ni nada!



La receta se la he tomado prestada a Chus, de Para estar por casa. Yo sólo he cambiado el relleno porque, aunque a mí me habría encantado el queso azul, sé que tanto los cachorritos como el papá son reacios.

Receta del brioche salado relleno de jamón y queso

  • 250 g. de leche
  • 500 g. de harina de fuerza -también podéis hacer como yo y usar la mitad de harina de fuerza y la otra mitad de harina integral-
  • 10 g. de levadura fresca de panadería
  • 1 cucharadita pequeña de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 50 g. de mantequilla.
  • 2 huevos
  • jamón de york, queso de sándwich, beicon en lonchas, lomo ibérico... a tu gusto.
  • 1 cucharada de semillas de amapola, sésamo o las semillas que más te gusten.




  1. Amasado: ponemos en la cubeta de la panificadora la leche, la mantequilla, uno de los huevos, la sal, el azúcar y la harina y seleccionamos el programa de amasado con levado. Cuando queden unos 5 minutos para finalizar la fase de amasado, añadimos la levadura desmenuzada y dejamos que termine el programa hasta que finalice el primer levado. Para entonces, la masa tiene que haber doblado su volumen.
    Si amasamos con thermomix: seleccionamos la función espiga y amasamos los ingredientes antes citados hasta que formen una masa lisa y brillante. Dejamos reposar en un bol ligeramente aceitado y bien tapado con un paño limpio hasta que doble su volumen.
  2. Volcamos la masa en la superficie de trabajo, amasamos ligeramente para desgasificar y la cortamos en unas 12-14 porciones más o menos del mismo tamaño.
    Cogemos una porción de masa y la estiramos con un rodillo hasta formar un óvalo de unos 8 cm. de largo. Colocamos el relleno elegido sobre él y cerramos como se muestra en las imágenes:

    Repetimos la operación hasta terminar con toda la masa.
  3. A medida que vayamos enrollando cada porción, la vamos colocando sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear o con una silicona apta, de manera que formemos un círculo o corona.
    Cuando estén todos dispuestos, pincelamos con el otro huevo batido, insistiendo bien en los lugares donde se junta una porción a la otra, para que se queden bien pegados.
  4. Dejamos reposar una hora aproximadamente, hasta que veamos que la masa ha vuelto a aumentar de tamaño.
  5. Volvemos a pincelar con el huevo batido, espolvoreamos con las semillas y horneamos a 200º, calor arriba y abajo, durante 30-40 minutos. Si la superficie se dora demasiado, podemos taparla con papel de aluminio para evitar que se queme.
  6. Sacamos del horno, dejamos templar lo justo para no quemarnos y servimos calentito, ¡una merienda cena de lujo!

Si te sobra un poco, puedes congelarlo siguiendo estas indicaciones o puedes convertirlo en el desayuno de mañana: caliéntalo un poquito en el tostador y verás que queda casi como recién hecho.




Si a ti también te gustan las meriendas-cenas o los picoteos, te sugiero:


Comparte

1 comentarios :

Gracias por visitar nuestra cocina, siéntete como en tu casa. Espero que encuentres la receta que estás buscando; si no es así, no dudes en hacernóslo saber.

Lamentablemente, por falta de tiempo, este blog no participa en cadenas de premios ni similares, aunque te agradezco de corazón si has pensado en mí y en mi blog para ello.