Garbanzos con repollo {aprovechamiento}

Publicado por Verónica Serrano el lunes, 13 de marzo de 2017 a las 13.3.17

La temporada de repollos está a punto de terminarse. De hecho, en nuestro huertito ya no queda ninguno, así que esta receta de garbanzos con repollo es una despedida hasta el año que viene.

Se trata de una receta de aprovechamiento, para darle salida a los restos del cocido. 
Mucha gente le echa repollo al cocido, es muy típico. Pero nosotros no porque a mí el repollo cocido y blandito no me gusta. Yo lo prefiero cortado en juliana muy fina y crudo en ensaladas o rehogado para que quede sólo al dente.



Por eso, cuando hacemos cocido y sobran garbanzos, suelo preparar esta especie de revuelto muy sencillo que, además, es ideal para el táper.

Se trata de una receta apta para celiacos, veganos e intolerantes a la lactosa, así como para los alérgicos a la leche, al huevo, a los frutos secos... porque no contiene ninguno de estos alimentos.


Receta de garbanzos con repollo

  • 300 g. de garbanzos cocidos.
    Puedes cocerlos para hacer esta receta o usar los que te hayan sobrado del cocido. Yo prefiero esta última opción por ser más cómoda.
  • 1/4 de repollo partido en juliana muy fina.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1/2 cucharadita de pimentón, dulce o picante, según tu gusto.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

  1. En una sartén, ponemos el aceite de oliva. Cuando esté caliente, echamos los ajos partidos en láminas o enteros. Sofreímos. Si están enteros, cuando comiencen a dorarse, los retiramos.
  2. Añadimos el repollo cortado en juliana y salteamos durante un par de minutos.
  3. Incorporamos los garbanzos, removemos, echamos la meida cucharada de pimentón y dejamos cocinar durante un par de minutos para que se integren los sabores.
Servimos caliente.


Ya véis con que poco se puede tener una comida completa, equilibrada y muy sana en 5 minutos. Vaaaale, algo más contando el tiempo que tardas en picar el repollo tan finito. Aquí es donde está el truco: cuando compres o recolectes tu repollo, lo puedes conservar partido ya en juliana, limpio y muy bien seco dentro de un táper. Si es una verdura fresca, aguantará durante más de una semana y tú puedes ir cogiendo la cantidad que vayas necesitando para hacer ensaladas u otros platos con repollo.


Comparte

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar nuestra cocina, siéntete como en tu casa. Espero que encuentres la receta que estás buscando; si no es así, no dudes en hacernóslo saber.

Lamentablemente, por falta de tiempo, este blog no participa en cadenas de premios ni similares, aunque te agradezco de corazón si has pensado en mí y en mi blog para ello.