Torrijas al vapor {thermomix}

Publicado por Verónica Serrano el martes, 15 de marzo de 2016 a las 15.3.16

¿Os he contado que, para mi cumple, me regalaron una thermomix entre toda la familia?

Pues sí, pesadita que es una, al final, después de años tratando de conseguirla, por fin tengo mi thermomix en casa. Ya estamos conociéndonos, hemos hecho nuestros pinitos y a la cachorrita pequeña le encanta hacer cosas con ella, ¡es tan fácil de usar!




Pero bueno, yo aún estoy en pañales con ella, aprendiendo y expermientando. El caso es que el otro día vino mi vendendora a hacer la famosa demostración a casa. Me pareció una experiencia genial, la verdad porque estuvo también mi amiga de la infancia, Almu. Fue curioso y divertido pasar una mañana con ella cocinando. El papá de los cachorritos se hizo cargo de los nuestros y del suyo y nosotras de charla y cocinando, con una buena amiga, ¡una mañana estupenda!

Una de las cosas que preparamos fueron unas torrijas. A mí me encantan las torrijas, es un de mis dulces favoritos, pero yo solo los preparo en semana santa. Quizá me gustan tanto por eso, porque no vuelvo a probarlas el resto del año. Bueno, por eso y porque están riquísimas, a qué negarlo.


Pero, hacer torrijas es un auténtico engorro. Que son facilonas, sí. Que ensucian mogollón, también. Se te queda la cocina hecha un asco después de tanto infusionar, remojar y freír. Yo creo que está hecho aposta, para quemar las calorías de un par de torrijas, mientras limpias. Porque esa es otra, ¡menudo bombazo de calorías son las torrijas!

Pues estos dos problemas quedan resueltos con la receta que os traigo hoy: torrijas al vapor. No os vais a creer lo buenísimas que están. No se nota nada de nada que no están fritas, en serio. Y son mil veces más limpias y bastante más ligeras. De dieta no, eh, que nadie se lleve a confusiones, que su azúcar y su pan, ahí están. Pero bueno, nada de aceite y ninguna fritura. Ya nos quitamos un montón.

Os daré la receta como la hice yo después porque le he hecho algunos cambios a la que hizo la demostradora de la thermomix, Mayte, para ajustarla a nuestros gustos. Y también os voy a indicar como podéis hacerla sin thermomix, ya veréis.

Receta de torrijas al vapor


  • 1 litro de leche
  • 50 g de azúcar
  • un palo de canela
  • la piel de una naranja -sin nada de parte blanca-
  • 2 huevos
  • una barra de pan para torrijas o pan del día anterior, cortada en rebanadas gruesas.
  • azúcar y canela para rebozar
Necesitaréis, además, papel film o papel de horno y, si tenéis, un soplete de cocina.


  1. Infusionamos la leche con la cáscara de naranja y el palo de canela:
    En la thermomix: echamos en la jarra de la thermomix el litro de leche, los 50 g de azúcar y la cáscara de naranja. Programamos 12 minutos, 90ºC, giro a la izquierda, velocidad 1 para infusionar la leche y que se impregne de los aromas de la naranja y la canela.
    Cuando finalice, programamos la thermo a velocidad 5 sin tiempo e incorporamos los huevos. La precaución de ponerle tiempo es para que no cuajen. Lo batimos a esta velocidad durante 30 segundos, más o menos.

    Sin thermomix: ponemos un cazo al fuego con los mismos ingredientes y lo llevamos a ebullición. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y lo dejamos tomar calor durante 5 minutos. Apartamos y reservamos otros 5 minutos antes de continuar.
    Mezclamos los huevos ayudándonos de una batidora para que no cuajen al entrar en contacto con la leche caliente.
  2. Partimos la barra de pan en rebanadas gruesas, como de 2 dedos, y las colocamos en una fuente amplia y honda. Regamos con la mezcla de leche y huevos. Dejamos reposar unos minutos hasta que el pan esté bien empapado.
    Dependerá del tipo de pan y de lo seco que esté. Comprobad que haya absorbido bien la leche, que no quede miga seca por el centro, pero que no se nos deshaga.
  3. Cocemos las torrijas al vapor:
    Con thermomix:
    Forramos la bandeja varoma con papel de hornear y disponemos las rebanadas de pan bien empapadas sobre ella.
    Si no os caben en la bandeja, podéis usar también la parte de abajo.
    Otra opción es envolver cada torrija en papel film.
    Echamos 1 litro o algo menos de agua en la jarra, tapamos el varoma con su tapa y lo colocamos en su posición. Programamos 25 minutos, temperatura varoma, velocidad 1.

    Sin thermomix: hacedlo igual, pero utilizando un accesorio para cocer al vapor que traen casi todas las baterías de cocina. Cuando el agua comience a hervir y, por tanto, a soltar vapor, contad 20 minutos.
    *** ***
  4. Retiramos el recipiente que contiene las torrijas y lo dejamos reposar para que se templen un poco y no quemarnos.
  5. Preparamos un plato con 4 o 5 cucharadas de azúcar y 2 de canela. Lo mezclamos bien y rebozamos cada torrija en esta mezcla. Vamos disponiendo las torrijas sobre una fuente.
  6. Para dorar un poco el azúcar podemos usar un soplete de cocina, como veis en las imágenes que hice yo. Si no tenéis, podéis meterlas al horno con el grill encendido a potencia máxima durante un par de minutos. No más, no vaya  a ser que se queden secas.
    *** ***





Os aseguro que el resultado es sorprendente. No vais a notar la diferencia con las torrijas fritas de toda la vida y, como os he dicho antes, vais ahorraros un montón de calorías y la cocina va a estar tan limpia como antes de empezar a prepararlas... salvo que la cachorrita pequeña venga a ayudaros y el azúcar de rebozar las torrijas termine sirviendo de alfombra...

¡Ya no hay excusas para no comerse un par de torrijas esta semana santa!

Otros dulces clásicos de esta época:

Comparte

7 comentarios :

  1. ¡Una estupenda idea! A mí, ya sólo con que sean más limpias, ya me has ganado. Aunque lo de que también son más ligeras, es un buen punto a su favor. ¡Ah, y la pinta que tienen! Parecen las tradicionales, las de siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No vas a notar la diferencia con las fritas, en serio, ¡están buenísimas!

      Eliminar
  2. Me encantan!!!!!!!!!!!! Pienso probarlas si o si. Una vez las hice al horno y me gustaron mucho pero al vapor creo que quedarán más jugosas

    ResponderEliminar
  3. Pues ¡Enhorabuena! menudo regalazo te han hecho, verás que práctica es y las cosas ricas que puedes hacer.
    Todavía no he hecho torrijas, y el mes próximo hará dos años que tengo la Thermomix. Tomo nota y las haré como indicas, a ver qué tal, sin duda quedarán deliciosas, las fotografías así lo transmiten.
    Saludos,
    Sil

    ResponderEliminar
  4. Yo desde luego eso de evitar el freír me viene de perlas, mas que nada por el tema de calorias, pero,tengo dos preguntas, el papel film, te refieres al plástico film, segunda, que agua se le pone al vaso para la cocción del vapor (supongo que lleva). Gracias, desde luego, me voy a dar el gusto de hacer unas pocas que me chiflan, por mi zona se suelen almibarar con miel,pero las voy a hacer como las tuyas.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Isa, papel film, el plástico de envolver. Sobre el agua, en cuanto pueda modifico la entrada para dejarlo más claro: como 1 litro o así. No medí cantidades, pero no demasiado: su única función es hacer vapor.
      Yo pensaba haberles hecho un almíbar porque yo también suelo hacérselo (puedes verlo aquí: http://www.cocinandoparamiscachorritos.com/2012/04/torrijas.html. Pero lo dejé para después porque en ese momento no podía y luego soltaron juguillo, así que ya no me hizo falta. Te recomiendo que no lo hagas de momento. Si ves que lo necesitas, lo haces después en un plis.
      Besitos, reina ;)

      Eliminar
  5. Me apunto la receta pero ya, así puedo disfrutar de las torrijas pero quitándole algunas (muchas) calorías!

    Qué buenísima pinta.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar nuestra cocina, siéntete como en tu casa. Espero que encuentres la receta que estás buscando; si no es así, no dudes en hacernóslo saber.

Lamentablemente, por falta de tiempo, este blog no participa en cadenas de premios ni similares, aunque te agradezco de corazón si has pensado en mí y en mi blog para ello.