Bizcocho vegano de chocolate {sin huevos, sin lácteos}

Publicado por Verónica Serrano el miércoles, 8 de marzo de 2017 a las 8.3.17

Ya sabéis que estoy en modo experimento en la bollería casera. Estoy empeñada en demostrar que los dulces hechos en casa pueden (y deben) ser saludables.
Que consumimos demasiadas grasas y demasiado azúcar, ya lo sabéis todos, así que no tiene ningún sentido bajo mi punto de vista, hacer dulces caseros y llenarlos de "cosas malas". Hagamos que nuestros dulces caseros sean más saludables.



Hoy vamos a ver cómo hacer un bizcocho vegano de chocolate. No lleva huevos, no lleva lácteos, no lleva, por tanto, mantequilla. Y, lo mejor de todo, ¡está buenísimo!


Lo que más difícil me ha resultado hasta ahora, en mis pruebas de repostería saludable, ha sido prescindir del huevo en los bizcochos. Tras algún que otro desastre, decidí utilizar un producto de los llamados "veggies" y que utilizan también los alérgicos al huevo: se trata de vegg egg de Biográ. Se trata de una mezcla que lleva, fundamentalmente, harina de garbanzos, cúrcuma y goma guar. 

Y, ¿qué es la goma guar? Ni más ni menos que un espesante de origen vegetal, procedente de las semillas de unas legumbres de origen indú.
Este espesante nos ayuda no sólo a sustituir al huevo en muchas preparaciones, sino también a retrasar la absorción de algunos nutrientes en el intestino delgado.
Os explico ésto porque cuando he pronunciado las palabras "goma guar" delante de paganos como yo, suena a: "vale, un bizcocho sin huevo pero con una guarrería que vete tú a saber". Pues no, sano, eficaz y muy útil 😉


Receta de bizcocho vegano de chocolate

(Atención: si cocinas para una persona alérgica o intolerante, esta receta es apta para alérgicos al huevo, a la PLV e intolerantes a la lactosa. Pero comprueba antes el etiquetado de todos los ingredientes para asegurarte)
  • 150 g. de harina integral de trigo
  • 50 g. de cacao puro en polvo
  • 100 g. de panela
  • 40 g. de vegg egg (el preparado del que os he hablado para sustituir al huevo)
  • 100 ml. de agua
  • 150 ml. de bebida vegetal
    -en esta ocasión, utilicé bebida de teff, pero podéis usar las más comunes de avena, almendra, arroz o la que más os guste-
  • 50 ml. de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de levadura de repostería
  • 1 pizca de sal
  • de manera opcional: nueces u otro fruto seco y pepitas de chocolate.


Con thermomix:
  1. Echamos el agua y los 40 g. de vegg egg en la jarra de la thermomix. Mezclamos 1 minuto, velocidad 3 hasta que esté integrado y sin grumos. Hasta aquí, lo que hemos hecho ha sido convertir este producto en "huevos" (que nadie me malinterprete: se trata de una licencia para que todos entendamos como funciona)
  2. Añadimos la bebida de teff y el aceite y volvemos a programar 1 minuto, velocidad 3.
  3. Incorporamos la harina, el cacao, la panela, la sal y la levadura y programamos 3 minutos, velocidad 3 hasta tener una masa bastante densa, pero sin grumos.
  4. Vertemos en los moldes elegidos que habremos engrasado previamente con unas gotas de aceite de oliva y ayudándonos de un pincel de silicona.
  5. Decoramos con las nueces y las pepitas de chocolate, si lo deseamos.
  6. Horneamos a 170ºC calor arriba y abajo sin aire, durante 40 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar en el centro con un palillo, éste salga limpio.
    Precaución: el horno ha de estar precalentado -enciéndelo cuando empieces a preparar la receta- y la puerta no ha de abrirse durante la primera media hora de horneado para evitar que la entrada de aire frío hunda nuestra masa.

Sin thermomix:
  1. Ayudándonos de la batidora, mezclamos el agua con el vegg egg.
  2. Incorporamos el aceite y la bebida vegetal y mezclamos bien hasta que estén perfectamente integrados.
  3. Mezclamos en un bol la harina, la panela, la sal, la levadura y el cacao y vamos integrando esta mezcla a la mezcla líquida anterior poco a poco, cuidando de que se integre bien hasta convertirse en una masa bastante espesa.
  4. Continuamos con los pasos 4 a 6 anteriores.

Como resultado, un bizcocho de chocolate jugoso y muy rico. No se nota para nada la ausencia del huevo. Si acaso, en que se desmiga un poco más que los bizcochos que llevan huevo, así que éste no podremos usarlo como base para hacer una tarta, por ejemplo: toca seguir investigando.



Con este bizcocho tan sano, quiero participar en el concurso de quinto cumpleblog de Cocinando con las chachas.


Si te gusta la bollería casera saludable, no puedes dejar de probar:



Comparte

2 comentarios :

  1. Uummmmmmmmmm no sabes como me has tentado por que no puedo meter la mano que si no me llevaba un trozo , te ha quedado de relujo y seguro estaba de rexupete.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por la receta y por participar en nuestro concurso. Nos encanta que sea vegana, sin huevos ni lácteos perfecta para todos.
    Gracias y te deseo mucha suerte en el concurso. Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por visitar nuestra cocina, siéntete como en tu casa. Espero que encuentres la receta que estás buscando; si no es así, no dudes en hacernóslo saber.

Lamentablemente, por falta de tiempo, este blog no participa en cadenas de premios ni similares, aunque te agradezco de corazón si has pensado en mí y en mi blog para ello.