Batido de fresas

Publicado por Verónica Serrano el miércoles, 15 de marzo de 2017 a las 15.3.17

Acaba de comenzar la temporada de fresas, ¡qué ricas están!


Es, sin lugar a dudas, la fruta preferida de la cachorrita pequeña. Siempre, siempre, siempre, pide fresas de postre. Con chocolate, con azúcar, con leche, con leche condensada... Siempre encuentra una manera diferente -y golosona- de tomarlas.



Pero tienen que estar tersas. En cuanto se ponen un poco blandas, ya no se las quiere comer a mordiscos, pero tampoco nos importa porque el batido de fresas es también una opción ideal para desayunos y meriendas.
A veces, no siempre, lo decoramos con un poco de nata montada y entonces ya es una fiesta.


Últimamente hacemos este batido siempre con nuestra thermomix, pero como hasta hace poco lo hacíamos con la batidora de toa la vida, os voy a explicar cómo hacerlo de las dos maneras, aunque lo cierto es que tiene bien poco misterio, no os vayáis a creer.

Cómo preparar batido vegano de fresas

  • 250 g. de fresas maduras
  • 250 ml. de bebida vegetal de avena
  • 2-3 cucharadas de panela (puedes sustituirla por azúcar)
  • 6 cubitos de hielo (opcional)
  • 2-3 cucharadas de nata montada.
    Si la usas, estás añadiendo grasas a esta bebida tan saludable; nada para tirarse de los pelos ni tener que hacer penitencia, pero tenlo en cuenta en caso de que estés a dieta.
    Y también ten en cuenta que la nata es un producto de origen animal: esta receta dejaría de ser vegana. Tampoco sería apta para personas intolerantes a la lactosa o alérgicas a la PLV.

  1. Limpiamos bien las fresas: las lavamos y les quitamos el pedúnculo y los posibles trozos estropeados. Secamos bien con un papel absorbente y reservamos.
  2. Ponemos en la jarra de la thermomix las fresas, la leche de avena y el azúcar o la panela y trituramos 2 minutos, velocidad 3 y después, otros 2 minutos, velocidad progresiva 8-10 para hacerlo más fino.
  3. Si queremos que el batido esté frío, podemos añadir los cubitos de hielo y triturar otro mintuto a velocidad 5.
  4. Servimos y, si nos apetece, podemos poner una cucharada o dos de nata montada por encima.
Observaciones: mi cachorrita pequeña es muy especial y no quiere notar las semillas de las fresas en su vaso. En ese caso, basta con pasar el batido por un colador al servírselo a ella.

Si prefieres un batido más líquido, añade más cantidad de bebida de avena.


Para hacerlo sin thermomix: simplemente tritura los ingredientes usando la batidora que tengas en casa. Si quieres el batido más fino, pásalo por el colador.



Como veis, necesitáis 10 minutos para tener una merienda sana y divertida a disposición de grandes y pequeños, ¡no perdáis la oportundiad!

Otras opciones saludables para merendar:
Comparte

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por visitar nuestra cocina, siéntete como en tu casa. Espero que encuentres la receta que estás buscando; si no es así, no dudes en hacernóslo saber.

Lamentablemente, por falta de tiempo, este blog no participa en cadenas de premios ni similares, aunque te agradezco de corazón si has pensado en mí y en mi blog para ello.